29 abr. 2009

El último recuerdo de mi niñez - adolescencia

"Dicen que durante nuestras vidas vivmos muchas experiancias
Buenas, malas, indiferentes.
Pero siempre queda una que nos marca de por vida.
Una que nos acompaña hasta nuestro último aliento."

En mi caso es un alguien.

Alguien a quien conocí durante mi época de colegio.
Alguien a quien quise mucho.

No se como empezo todo, lo que me acuerdo es que cuando pasé a quinto de primaria, ella ya estaba ahí como mi amiga.
Siempre se nos veía juntos, con una amiga en común.
No podía pedir nada mas.
Pasamos por mucho durante ese tiempo; mucho bueno, mucho malo.
En fin.

Llegamos a secundaria y bueno... los amigos, las bromas, las chicas, el amor...

Una broma inocente (según yo) marcó el inicio.
"A... Chlindrina"
Esas dos palabras hicieron que nos pelearamos, una de muchas veces.
Para diciembre ya estabamos distanciados.

Segundo año, ni hola ni nada.
Salvo unas palabras en el viaje que hizo la promo a Huaraz.
Nada.

Tercero.
Como que podía arrelglarse la cosa, pero al ser epoca de quinceañeros...

Llegó a la redacción el datín que ella había "agarrado" con alguien.
Y la joda no se hizo esperar, involuntariamente apoyada por la gente de mi fila en esa epoca, ya que era vox populi lo del agarre.

"Érase una vez el principe B... y su princesa Frida..."
(algo así fue que empezaba el cuento ese con el que sellé mi destino aquella clase de inglés)

Obviamente no le gustó nada eso.
Para la siguiente clase (que creo, era talleres) me alejo un poco del grupo y con tres palabras terminaba todo.
"Te-cagaste-conmigo"

Tontamente me hize la victima durante el resto de ese año.
Pero cuando al siguiente no volvió (me lo esperaba ya que andaba diciendo algo de cambiarse de colegio), me di cuenta que me habia pasado de la raya.
Y que había perdido lo mas valioso que tenía.

Ella se fue...

Yo...

...

...me hundí en la oscuridad que yo mismo habia creado.
Que yo y mis celos creamos.

Tal vez la gente que me conocía no lo habrá notado tanto, pero estaba muy arrepentido.

Condenado a cargar con la culpa.
Condenado a saber que de hecho ya me ha olvidado.
...condenado a cargar con el peso de nunca haber hecho el esfuerzo de pedirle perdón.

Pero tambien condenadoa recordar de buena gana los momentos que pasé con ella.
Condenado a esbozar una sonrisa cada vez que me acuerde (o trate de acordarme) de como era ella, de lo hermosa que se veia con sus lentes puestosy lo mejor que se veia sin ellos (por lo menos para mi)
Condenado a recordar su sonrisa.
Condenado a cargar con su recuerdo hasta el dia en que muera.

Podré enamorarme, podrán acusarme de mandar webadas por mail, podré salir a caminar solitariamente por la ciudad, podré casarme y tener un hija, podré conquistar el mundo o por lo menos terminar FinalFantasy 7 solo con Aeris...
...todo eso quedará.

Sin embargo, el inocente recuerdo de dos amigos que se apreciaban mucho, que jugaban a las escondids en pleno patio de colegio, que se despedían mostrandose el dedomedio, el recuerdo de la primera persona que conquistó mi corazon sin ningun esfuerzo y que de haberlo querido ella, la hubiera amado mas que a mi propia vida...

...ese no morirá.


David HellBunny

A pesar de ser ahora un cinico, sarcastico, pesimista, arrogante, horrorosamente realista, no tan emotivo como quisiera, solitario, remedo de persona, alguien que desea pero no puede; si quiero tratar de sonreir, me acuerdo de ella.

Tal vez si no se hubiera ido, no habría podido crecer.
Te debo una, y si nos volvemos a ver... no se.